foto perfil 300dpi bn.jpg
FRANCO CONTRERAS

Godoy Cruz, Mendoza, 1995

En 2020, realiza una capacitación grupal “Hack al arte: experimentos de escritura crítica” a cargo de Guadalupe Maradei, mediante la obtención de una Beca Formación del FNA. En 2021, realiza las residencias de R.A.R.O en RED y de Flusslab, ambas mediante beca. Dirige Revoque una galería de arte contemporáneo, alojada en la virtualidad y en 3D. Realiza cursos y clínicas a cargo de Rodrigo Etem, Susana Dragotta, Sergio Rosas, Silvana Gutiérrez, Andrés Labaké, Joaquina Salgado y Mateo Amaral. Actualmente estudia Lic. y Prof. en Artes Visuales, UNCuyo

EXHIBICIONES

Su trabajo se ha exhibido en instituciones y galerías mendocinas como Sala de Arte Libertad, Espacio Julio Le Parc, Sur Urbano, Proyecto Galería, Nave Cultural, Museo Histórico las Bóvedas, Imagen Galería, FAD UNCuyo y Museo Carlos Alonso. En el año 2019 tiene su primera exposición individual “En la calle no vi perros ni palomas” (Panal 361, Buenos Aires), curada por Santiago Bengolea. Además, tiene programadas cuatro muestras individuales en espacio Luis Quesada, espacio de Arte UTN, Bunker (San Juan) y Anexo del MMAMM, quedando seleccionado por convocatoria.

STATEMENT

Franco Martín Contreras viene desarrollando casi como una obsesión, y motivado por una

situación dramática en lo personal, una serie de obras en las que toma desechos, materiales y

elementos que encuentra en los diferentes sitios que ha habitado, los convierte en pigmentos

o soportes para representar por medio de pinturas, instalaciones y objetos, los espacios con

los cuales se ha vinculado afectivamente, buscando de alguna manera aceptar y reconstruir

nuevos espacios para fijarlos y apropiarlos en su memoria. Develando en estos ejercicios su

intimidad, entorno y cotidianidad, sabiendo que de ningún modo podrán prevenir que el

adobe y la caña se conviertan en polvo. Es curar, transformar, desordenar y modificar lo que

durante años ha estado estático, es tratar de evitar lo inevitable, pero capaz, en estas

acciones, el único que termine sanando sea él.